Noticias IGEO

El grupo de Conservación del Patrimonio del IGEO se desplazó a la Real Fábrica de Cristales de La Granja (Segovia)

Recientemente, dos investigadores del grupo de Conservación del Patrimonio del IGEO –Rafael Fort y Mónica Alvarez de Buergo - se desplazaron a la Real Fábrica de Cristales de La Granja (Segovia) para analizar, por primera vez, la composición de una serie de objetos de vidrio, que ayuden a comprender los procesos de alteración que sufren las piezas.

Los análisis se llevaron a cabo con un espectrómetro portátil de fluorescencia de rayos X, un equipo portátil y no destructivo existente en el Laboratorio de Petrofísica, un servicio científico técnico del Instituto de Geociencias.

Este estudio se enmarca en el proyecto concedido a la investigadora Teresa Palomar, del Instituto de Cerámica y Vidrio del CSIC,  en la 2ª edición de la convocatoria ComFuturo (Ciencia, Juventud y Talento) financiado por la Fundación General CSIC (FGCSIC) con el título “La enfermedad del vidrio: causas, efectos y tratamientos”.

Los investigadores estuvieron asistidos por personal del Museo Tecnológico del Vidrio, especialmente por Paloma Pastor (directora del Museo). Asimismo, personal de Cultura Científica del CSIC acudió a realizar un reportaje audiovisual para la divulgación científica del proyecto.



Los investigadores, Rafael Fort y Mónica Alvarez de Buergo, del Instituto de Geociencias, junto a la investigadora Teresa Palomar, del Instituto de Cerámica y Vidrio.



Imagen durante el proceso de análisis con un espectrómetro de FRX portátil de un vaso de vidrio histórico.



Imagen durante el proceso de análisis con un espectrómetro de FRX portátil de “la joya de la corona” del Museo, una corona de vidrio